18 Diciembre 2015

Vicente Cerdá Almodóvar,

2º GASTRONOMÍA - UCAM

Más que obvio es el impacto de la cocina en los diferentes medios de comunicación, sobre todo en la televisión, y con ello llega la proliferación de concursos y programas de cocina. Gracias a este boom se le da un reconocimiento añadido a los cocineros, ya que estos espacios comunicativos, acercan al público a la gastronomía en general.

Hasta aquí bien, pero hemos de recordar, por ejemplo en el caso de la televisión, que estos tipos de concursos y programas desvirtúan casi por completo el duro oficio de la cocina. En su momento ya lo advirtió el chef David Muñoz, aunque sin mucho éxito, solo hay que ver los share y la audiencia que siguen dando este tipo de programas.

Por otro lado aprovecho la ocasión para mostrar mi desacuerdo con los  programas llamados ‘junior’ o en los que concursen niños dándoles a estas ediciones un formato competitivo, el hecho de que se plantee como una carrera de ganadores o perdedores, cuando deberían consistir en mostrar el talento y la diversión de cocinar bien.

Como decíamos, llega una idea muy distinta, y guionizada, al telespectador de lo que es la cocina. La elaboración de un plato con una presentación impecable, la opinión del jurado y el abandono o no del concursante son las piezas de este tipo de concursos sin importar, casi en absoluto, la organización, limpieza, higiene, equipo y demás aspectos que su falta escandalizarían al mismísimo Escoffier. Nos venden una cocina muy edulcorada rozando el formato Disney.

La cocina es, principalmente, organización, eficiencia, higiene, trabajo en equipo, largas jornadas, actitud, limpieza, incompatibilidad con festivos, compañerismo y cómo no, creatividad y buen gusto, siempre a contratiempo.

Con todo esto no pretendo desalentar a nadie, solo hay que tener ganas, paciencia y junto a un buen seguro de vida cualquiera puede lanzarse a hacer un huevo frito. Cocinar no es difícil y cualquiera puede hacerlo, aunque entre tú y yo, no todo el mundo debería.

"El único lugar en el que éxito viene antes que trabajo es en el diccionario"  - Vidal Sassoon