14 Mayo 2015
 Efrén Vives
Alumno de 1º de Dirección de Cocina
IES Mediterrània (Benidorm)
 
El 28 de abril del 2015 tuvimos una charla muy interesante en el IES Mediterrània. Antonio Marquerie, director de la Cátedra Internacional de Gastronomía Mediterránea de la UCAM, empezó alabando los grados y cursos que tenía la Universidad Católica de Murcia y, concretamente, el Grado en Gastronomía siendo, la institución murciana, una de las pioneras en el sector de la enseñanza en esta especialidad.
 
Posteriormente, nos ha habló de la importancia que tiene la comida en los niños pequeños: no saben distinguir sabores, ni aromas, ni tienen conciencia de lo que comen. Por eso, la primera vez que prueben un alimento es aconsejable que sean productos frescos y de primera gama. Hay que inculcarles una buena alimentación desde pequeños y para así evitar la obesidad en España. Franciso Miguel Celdrán, Decano del Colegio de Nutricionistas de la Región de Murcia, fue resaltando la importancia de trabajar en equipo y de saber comer equilibradamente.
 
David Ariza, cocinero valenciano, ofreció una clase sobre cómo elaborar un menú para niños de forma saludable y equilibrada. El menú costaba de 3 platos: una ensalada con una hoja de endivia rellena de tomate en concassé, aliñada con naranja, limón y cebollino picado y con una guarnición de brotes frescos de remolacha, orégano, guisante; un primer plato de arroz caldoso con sepia, merluza, habas y guisantes; y para finalizar, un postre de nísperos pero con la peculiaridad de envasarlos al vacío, y servirlos de alguna forma más original para los niños.
 
¡Un niño es el cliente más crítico!
Para finalizar la jornada, habló Raquel Sandi, graduada en psicología, dando la importancia a aprender buenos hábitos desde pequeños para después aplicarlos de mayor, y haciendo hincapié que la mejor manera de enseñar a los niños es de manera divertida y amena, mediante juegos, canciones…
 
En conclusión, tenemos que inculcar a los niños desde pequeños a comer bien, de todo y de forma equilibrada. Todas las personas comemos, pero pocos nos nutrimos.