16 Febrero 2015

Vicente Cerdá Almodóvar

1º Gastronomía

El mundo de la gastronomía no se queda inmune a las modas pasajeras que dominan  la sociedad  actual; es un mundo mediático que sigue tendencias, que en la mayoría de los casos conducen a la innovación.

En este gremio hay sectores que entienden que se debe seguir la moda para ser puntero; no obstante, muchos grandes cocineros consideran que para destacar hay que evitar caer en  ella, que debemos alejarnos  de las corrientes, que sólo se destaca   siendo únicos.

Hace un par de años, la moda del momento era la hamburguesa, desde ternera, pato o avestruz hasta espinacas, setas e incluso tofu; cada restaurante o tapería tenía su hamburguesa de la casa o de autor. Todos sabemos que las modas cambian, y efectivamente, al año siguiente las coloridas cupcakes inundaron todas las portadas y concursos de los medios de comunicación.

Con una simple lectura de los blogs de influencia, podemos apreciar un nuevo  cambio de tendencia,  este año "se llevan" los panes de todo tipo: tanto de bacon como de setas, de queso, de chocolate, de pimentón... el límite lo pone la imaginación; muchos panaderos se suman a  las nuevas corrientes que vienen del norte de Europa, sobre todo desde Alemania, donde predominan las dietas vegetarianas con productos respetuosos con el medio ambiente; por ello, muchos panificadores emplean ingredientes biodinámicos o ecológicos en todas sus masas madre, materia prima proveniente de plantaciones sin insecticidas y sin tratamiento alguno.

La pregunta es: aún siendo el pan ecológico un alimento tan completo, versátil, saludable y respetuoso para el medio ambiente, ¿desaparecerá en un futuro? De nuevo no tengo respuesta, y aunque muchas modas llegan para quedarse me temo que ésta no será una de ellas. Lo que puedo asegurar es que este tipo de tendencias implica la búsqueda de nuevas materias primas y conduce a la creación de nuevas variedades. Se cierra un ciclo para abrir otro, un cambio constante.

“La moda tiene que ver con dos cosas: la evolución y todo lo contrario.” -  Karl Lagerfeld