La UCAM y el CEBAS-CSIC inician una investigación para comparar la influencia de las bebidas  azucaradas con las ricas en compuestos bioactivos en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo II, en pacientes con sobrepeso

24 Febrero 2017

La Facultad de Ciencias de la Salud de la UCAM, a través del Grupo de Investigación 'Nutrición, Estrés Oxidativo y Biodisponibilidad', liderado por las doctoras Débora Villaño Valencia y Pilar Zafrilla Rentero inicia un proyecto junto con el CEBAS-CSIC para estudiar los efectos beneficiosos en la prevención del aumento anormal de la cantidad de glucosa en sangre con el consumo de bebidas libres de azúcares añadidos y ricas en fitoquímicos bioactivos.

El proyecto BEBESANO se presenta como una alternativa a las bebidas con azúcares añadidos como zumos y otras bebidas isotónicas que se encuentran actualmente en el mercado.  Se desarrollará en una primera fase en la que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CEBAS-CSIC, elaborará unabebida natural a base de frutasrica en compuestos bioactivos(polifenoles y vitaminas) con diversos tipos de ingredientes endulzantes para estimar su influencia en los efectos biológicos de los voluntarios con sobrepeso. En la segunda fase, las investigadoras de la UCAM evaluarán elefecto del consumo de esta bebida en la respuesta metabólica después de la ingesta, en los parámetros: respuesta hormonal, estado oxidativo e inflamatorio en población adulta con sobrepeso.

Los resultados de este proyecto, enmarcado dentro del plan nacional de I+D, permitirán valorar el efecto de una nueva generación de bebidas saludables en un proceso clave en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y diabetes de tipo II, con su consecuente impacto social y económico, frente a las de consumo habitual. “Se trata de un proyecto que abre importantes perspectivas para la industria alimentaria y de la salud, ya que los líquidos evaluados representan una alternativa al alto consumo de bebidas azucaradas. Suponen una nueva opción de alimento seguro y saludable para combatir la obesidad y el sobrepeso, que es una cuestión de salud pública que preocupa a los científicos, a la clase política y a la sociedad en general”, consideran las doctoras Villaño y Zafrilla.