27 Enero 2015

Sergio Pérez Ruiz

1º Gastronomía

El pasado jueves 8 de enero contamos con la visita de Alexis Verdú, miembro del Consejo Regulador  IGP Jijona y Turrón de Alicante, dentro del ciclo de seminarios que recibimos en el Grado de Gastronomía, pertenecientes a la asignatura de Análisis Sensorial.

Primero nos introdujo en el mundo del turrón en España, en sus orígenes y posteriormente en su producción. También nos comentó los proyectos que tenían y a los que aspiraban, principalmente a la desestacionalización e introducción en la cocina española.

A continuación, pasamos a la parte práctica. Un análisis sensorial del producto en el que maridábamos por un lado turrón de Jijona y por otro turrón de Alicante con chocolate con distintos porcentajes de cacao. Esta parte es una de las más importantes, porque debido a estos análisis y al posterior estudio de los resultados pueden saber cuáles son las preferencias de los consumidores españoles. Por ejemplo, entre nuestros compañeros preferimos el turrón de Jijona maridado con chocolate con leche.

El turrón es un producto muy arraigado a la gastronomía española, alrededor del siglo XV, que se dice que fue creado por los árabes en la Península Arábiga. Es un producto de excelente calidad y que sigue manteniendo el mismo mecanismo de producción y la misma receta que originalmente, salvo algunas mejoras, en la maquinaria industrial.

Uno de los principales objetivos del consejo regulador es internacionalizar su venta pero se encuentran con algunos problemas culturales como en Japón, que es un país en el que gusta mucho este producto pero no es tan consumido por la manera de comerlo con los dedos. Necesitan encontrar una manera en la que los consumidores no toquen directamente el producto con sus manos y en cuanto resuelvan este problema las ventas subirán considerablemente.

En mi opinión, el turrón debería ser más utilizado en la cocina española porque es un sello de identidad de nuestra cultura y de nuestra gastronomía. Con este ingrediente se podrían complementar  multitud de recetas, pero en nuestra sociedad lo tenemos asociado a una época muy concreta del año y a consumirlo en esa fecha. Se podría cambiar este hábito pero creo que sería una tarea muy complicada por la gran tradición que hay en España.